Saltar al contenido

Vox y la reconquista de Andalucía

16 junio, 2022
Bestseller No. 1
Mi caja de herramientas: Cómo utilizar la filosofía de la masonería en la vida diaria (Spanish Edition)
  • Nani, Giovanni (Author)
  • 186 Pages - 10/03/2017 (Publication Date) - Createspace Independent Publishing Platform (Publisher)

Masonería

#Vox #reconquista #Andalucía

Macarena Olona, estrella del partido político Vox, viene a Andalucía con diez medidas estrellas. Le sobra un programa electoral clásico. Bastan sus diez medidas. Y la primera es la supresión del Canal Sur, la televisión pública andaluza. Se deben suprimir todas las televisiones públicas de las comunidades autónomas, porque son manipuladoras y costosas. Es suficiente la única televisión pública del Estado. Hay que centralizar todo: la sanidad, la educación, los servicios sociales, la justicia, los medios de comunicación, etc. El Estado debe ser el organismo que todo lo abarca. Olona quiere reconvertir al Panóptico de Bentham, para que no solo vigile sin ser visto, sino que además lance sus largos tentáculos a todas las zonas y resquicios del territorio nacional. El Estado de las Autonomías tendrá que ser derribado y destruido. Que los estatutos de Autonomía hayan sido aprobados por millones de votantes en referéndum, no importa. El pueblo nunca sabe lo que le conviene. Y menos aún los andaluces, sureños sin instrucción, que necesitan ser apadrinados y dirigidos.

Pero lo que no sabe la candidata es que no nos engaña, porque ya su partido ha demostrado cuál es su verdadero propósito. Sabemos lo que pretende: la privatización a tope y sin descanso de todo. Ya ha pretendido la privatización total de entidades de la importancia de Aena, REE, Enagas. Y siempre se muestra solícito en acompañar las privatizaciones de su parasitado PP. Quieren centralizar la descentralización autonómica hasta que únicamente quede en el panorama político un Estado central, y a continuación, desaparecidas las comunidades autónomas, destruir a este mismo Estado para construir sobre sus cenizas un panorama intenso y extenso de privatizaciones. La educación, la sanidad, los servicios sociales, los medios de comunicación, etc., de la esfera pública pasarán desde las Autonomías al Estado y desde el Estado a toda clase de empresas, organizaciones, fundaciones, etc., de carácter privado. Y así Canal Sur será reabsorbida por el Estado y después privatizada. Que en Andalucía no faltarán voraces empresas de comunicación deseosas de hacerse cargo del suculento pastel mediático de la televisión pública andaluza.



Lo que no advierte la candidata es que hay un serio obstáculo para culminar su propósito. Canal Sur forma parte de una competencia autonómica constitucional, ya que el Estado únicamente fija las normas básicas de prensa, radio y televisión (art. 149. 1. 27 CE), correspondiendo a las comunidades autónomas su desarrollo y ejecución. Puede Vox reformar y cambiar la organización, los procedimientos, la programación, los recursos humanos y materiales, la dotación económica del ente público televisivo, pero no suprimirlo. No puede vaciar de contenido una competencia autonómica. A no ser que Vox consiga una reforma de los preceptos constitucionales afectados, para lo que necesita la aprobación de tres quintos de cada Cámara y, si no se consigue, la mayoría absoluta del Senado, dos tercios del Congreso de los Diputados y la aprobación de los españoles/as en referéndum, ya que una décima parte de los diputados o de los senadores con seguridad solicitarán someter la reforma constitucional a referéndum (art. 167, 1. y 2. CE).

Largo trecho que recorrer, candidata Olona. Maquiavelo, cuyas reflexiones tienen hoy plena actualidad, decía que había que acomodar las iniciativas políticas a su tiempo para no tentar la incierta fortuna. No es tiempo para el libertarismo de un Estado y Derecho mínimos, como pretende Vox, frente al Estado y Derecho densos presentes en nuestra Constitución. Pero la ultraderecha no se caracteriza por ser ilustrada. Le basta los viejo libros de historia para resucitar conceptos e ideas arcanos, a los que falsifica y enfrenta a las cruentas y lentas conquistas de los derechos de la persona y del modelo de Estado social y democrático de Derecho, que preside nuestra Constitución desde la primera línea del artículo 1º. El dictador Franco quiso reconquistar a España liberándola de rojos, ateos y los contubernios judeo-masones. Masones y contubernios que únicamente rondaban en su mente. Ahora Vox, discípulo aventajado del dictador, quiere reconquistar a Andalucía, exportando el «espíritu Covadonga».

Adelante, candidata. Adelante Vox. A reconquistar Andalucía. La diosa Fortuna os aguarda.



Fuente