Saltar al contenido

Alain Rodriguez ¿Presidente de la Comisión de Cultura Municipal?

28 julio, 2020
Bestseller No. 1
Mi caja de herramientas: Cómo utilizar la filosofía de la masonería en la vida diaria (Spanish Edition)
  • Nani, Giovanni (Author)
  • 186 Pages - 10/03/2017 (Publication Date) - Createspace Independent Publishing Platform (Publisher)

Masonería

#Alain #Rodriguez #Presidente #Comisión #Cultura #Municipal

Alain Rodríguez ¿Presidente de la Comisión de Cultura Municipal?

 

No te confíes tanto de los halagos recuerda que

el hombre acaricia el caballo para poder montarlo.

Frase masónica.

 

La dificultad de escribir sobre un funcionario que se siente político profesional, es que lo que se escriba a favor o en contra le favorece, lo mediático es un insumo que crea más cabezas en una Hidra, lo pone en el foco de muchas personas (que incluso no sabían de él o ella). Se debe tener una pluma de bisturí para no provocar efecto a favor. Pese a la advertencia, ahí voy:

Hace más de un mes al regidor Andrés Alain Rodríguez Serrano, presidente de la Comisión de Cultura Municipal, como amigo virtual, le deje en su Facebook, una serie de preguntas para hacer un ejercicio de entrevista en materia cultural. Algunas de ellas fueron:

1. Siendo el presidente de la Comisión de Cultura, Recreación, Espectáculo y Deporte ¿Cómo podría calificar su desempeño en el ámbito de Cultura, en el tiempo que lleva esta administración?

2. ¿Con qué dificultades se ha topado para el apoyo del ejercicio cultural  y artístico en el puerto de Acapulco?

3. ¿Cuál es su opinión de la reducción de acción y presupuesto de la Dirección de Cultura del Ayuntamiento de Acapulco?

4. ¿Cree que la comunidad cultural tenga un recuerdo de su ejercicio como presidente de la Comisión antes mencionada?, si es así, ¿por qué?

Las cuales nunca contestó.

Cómo no se ha visto iniciativas de peso en el campo de la cultura por parte del Regidor Rodríguez, puede que quizá en bajo perfil esté empujando las políticas culturales que busquen la cohesión de comunidad o de mejora del “tejido social”, sería recordar las palabras del propio regidor que retomó El Sur en una nota del 2019:

 “Debemos apostarle a la cultura, al rescate de los valores y al respeto mutuo promoviendo actividades culturales y deportivas como un factor de desarrollo social donde el derecho a la recreación sea para todos y no nada más para turistas o algunas clases sociales” ‘asegurándose que se vería, desde dicha comisión, a la cultura desde un punto antropológico y como parte fundamental de la llamada Cuarta Transformación’Fuente aquí.

Quizá la pregunta debió ser una: ¿Cuál es la función de un presidente de dicha comisión?

El regidor en otras áreas estará realizando acciones, pero en cultura, parece desierto, será que dicen los políticos que los agentes culturales no son músculo de votos, pero verlo así sería miopía, ya que hay población que consume hechos, actos, y productos culturales; y aún más hay población de todas las edades que buscan la formación artística.

Viendo su perfil de “Facebook”, Andrés Alain Rodríguez Serrano aspira (y tiene todo el derecho) a crecer como político, y uno de sus recursos es alabar hasta al hastío al súper delegado en Guerrero, Amílcar Sandoval Ballesteros, pero eso no debería ser suficiente, aunque funciona. Lo vertical no es un concepto o un calificativo, es ya una institución. Pero la certeza que la comunidad cultural ha sido olvidada por parte del Regidor, es tangible. Quizá así le respondan los agentes culturales cuando se postule algún cargo público.

En el discurso político la Cultura y la Educación son pronunciados como elementos para la emancipación de la sociedad, pero al momento de invertir recursos en ellos, cómo que no saben o solo acción de maquillaje, nada que la comunidad se apropie. Siempre las mismas prácticas mediáticas, todo lo visible vende, como los regalos para mantener votos cautivos.

El regidor número uno del cabildo acapulqueño que tuvo como distintivo el chaleco rojo en los primero meses de la admistración y siempre acompañado de su anillo y collar con los símbolos de la masonería, que de cierta manera le sirve como marco referencial, donde el ejercicio de la razón y la fraternidad es un distintivo. Dado la anterior, Alain Rodríguez ojalá haga conciencia profunda de la encomienda que asumió frente a la sociedad del puerto y de cierta manera con la comunidad Cultural del Puerto. ¿Lo ha hecho?, o ¿No lo han dejado hacer?

Se debe asumir que aún no termina su función y esperar qué pueda dar algún giro en materia de política cultural.

 



Fuente