Saltar al contenido

“Recibimos 1500 solicitudes al mes”. La masonería argentina, repleta de jóvenes y con el quíntuple de miembros que hace 10 años

16 mayo, 2022
Bestseller No. 1
Mi caja de herramientas: Cómo utilizar la filosofía de la masonería en la vida diaria (Spanish Edition)
  • Nani, Giovanni (Author)
  • 186 Pages - 10/03/2017 (Publication Date) - Createspace Independent Publishing Platform (Publisher)

Masonería

#Recibimos #solicitudes #mes #masonería #argentina #repleta #jóvenes #con #quíntuple #miembros #hace #años

La masonería argentina se fundó el 11 de diciembre de 1857. Desde esa fecha hasta hoy, ha logrado captar la atención y la curiosidad de muchas personas. Siempre hubo razones para querer saber más sobre ellos y sobre cómo se desarrollan sus reuniones y sus herméticos ritos de iniciación, pero había obstáculos: mucha de esta información ha sido, históricamente, exclusiva para miembros. Aunque algunas cosas han cambiado. Ese secretismo se ha equilibrado en el último tiempo. Algunas de sus actividades han sido exteriorizadas. Más aún, los masones hoy apuestan por una apertura enérgica con políticas orientadas a incorporar la mayor cantidad de afiliados posible. Ahora bien, primero, a refrescar algunos conceptos: ¿Qué son los masones? ¿Qué es lo que hacen? ¿Existen muchos requisitos para formar parte de su institución?

Hay una manera somera -pero simple- de responder esas preguntas:

Su espacio siempre le abrió las puertas a las personas indagadoras, cultas y proactivas. Pero hay una opinión colectiva que los iguala con lo tenebroso, incluso con las sectas. Por eso, muchos creen que el ingreso es casi imposible. En realidad, no lo es. Al menos en la Argentina, su equipo de comunicación recibe unos mil mensajes de solicitud al mes. Y responde a todos. “Mucha gente nos escribe solamente para ver qué pasa. Quizás se asustan cuando contestamos; pero contestamos”, dice para LA NACION un miembro masón.

En nuestro país, la actual gestión experimenta con todos los elementos necesarios del Siglo XXI, como la tecnología, la presencia en redes sociales y el ofrecimiento de un rol protagónico para los más jóvenes. De hecho, puertas adentro no esperaban que, como consecuencia del ingreso de las nuevas franjas etarias, la edad promedio de esta sociedad en la Argentina se haya reducido casi a la mitad.

La Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones se ubica en la calle Perón al 1242. Históricamente muy pocos argentinos pudieron conocer su interior, pero, en el último tiempo, su dirección se ha adherido a eventos como "La Noche de los Museos". Hoy en día las puertas de la masonería están más abiertas que nunca.
La Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones se ubica en la calle Perón al 1242. Históricamente muy pocos argentinos pudieron conocer su interior, pero, en el último tiempo, su dirección se ha adherido a eventos como «La Noche de los Museos». Hoy en día las puertas de la masonería están más abiertas que nunca.Claudio Larrea

En nuestro país hay unas 400 logias, y la Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones, que está ubicada a metros del Teatro Colón, es la federación de todas las que están a lo largo y a lo ancho del territorio nacional. Su máximo referente, Pablo Lázaro, la baja a tierra con una analogía futbolera: “Cada logia tiene sus autoridades. Si cada una de ellas fuera un club de fútbol, esto (la Gran Logia) es la A.F.A”.

Lázaro, que es ingeniero en sistemas especializado en ciberdelitos, fue elegido como Gran Maestre en 2020. El cargo, un sueño para muchos afiliados, tiene una duración de 3 años y ha sido presidido por hombres importantes como Bartolomé Mitre y Domingo F. Sarmiento. La lista de masones ilustres en la Argentina y en el mundo es sorprendente: Franklin D. Roosevelt, Neil Armstrong, Leandro Alem, José de San Martín…

Cada logia es diferente. En algunas, sus miembros tienen un perfil orientado hacia las ciencias políticas; en otras, hacia la tecnología; las hay con personas especializadas en temas eclécticos e, incluso, algunas pueden tener masones que se dediquen exclusivamente a debatir sobre música clásica o asuntos filantrópicos. El abanico de temas que se cubren en las reuniones (a las que ellos llaman “tenidas”) es interminable y, por sobre todas las cosas, variado. Es por eso que, cuando uno es aceptado, recibe la recomendación de ir a esta o aquella logia: a la que se adecúe a cada perfil.

Pablo Lázaro es el Gran Maestre más joven de la historia de la masonería argentina. De día, trabaja como ingeniero en sistemas. De noche, emplea toda su energía en sus tareas masónicas. Su silla ha sido ocupada previamente por hombres como Bartolomé Mitre y Domingo Faustino Sarmiento.
Pablo Lázaro es el Gran Maestre más joven de la historia de la masonería argentina. De día, trabaja como ingeniero en sistemas. De noche, emplea toda su energía en sus tareas masónicas. Su silla ha sido ocupada previamente por hombres como Bartolomé Mitre y Domingo Faustino Sarmiento.

La edad mínima para ingresar es de 18 años. Pero no siempre fue así. Lázaro explica que, en 2008, se inició un proceso de reforma y de muchos cambios. Uno de ellos fue igualar la edad mínima de ingreso con la edad mínima que establece la ley argentina para la emancipación. El efecto fue inesperado: “Hubo una sustantiva baja del promedio de edad. En 2008, la media era de 50 años. Hoy tenemos chicos de 22, 23 años ocupando cargos de presidentes de logias. Es decir que están ingresando desde los 18, 19 años”.

Que el mismo Lázaro tenga menos de 50 años y ya sea la máxima autoridad es todo un reflejo de lo que él cuenta. Pero este no fue el único efecto de las nuevas políticas: es interesante ver qué sucedió en el ítem de los recién llegados. Históricamente muchos de los que se asociaban lo hacían por recomendación de un masón conocido. “Hay jóvenes que se acercan sabiendo de sus padres o abuelos. Pero no son la mayoría. Recientemente hubo un gran acercamiento a partir de la política de redes sociales y del cambio de edad. Se suman personas de diversas clases sociales y de distintas carreras universitarias”.

«Damos cátedras una vez por mes sobre temas diversos, como la ley del aborto, la ley de la eutanasia y otros temas de actualidad. Muchos se atraen por el método del debate masónico y quieren saber más»

Al ingresar a la Gran Logia uno puede dirigirse en varias direcciones. Si se opta por subir las escaleras, la vista será igual a la de esta imagen. El espacio circular es un hall que queda a mitad de camino hacia el auditorio principal. La estrella, que está en el techo y se replica en el suelo, representa al "hombre primordial". Sus cinco puntas aluden al simbolismo del 5, número del "microcosmos". Cabe aclarar que, en la masonería, los símbolos tienen más de un significado.
Al ingresar a la Gran Logia uno puede dirigirse en varias direcciones. Si se opta por subir las escaleras, la vista será igual a la de esta imagen. El espacio circular es un hall que queda a mitad de camino hacia el auditorio principal. La estrella, que está en el techo y se replica en el suelo, representa al «hombre primordial». Sus cinco puntas aluden al simbolismo del 5, número del «microcosmos». Cabe aclarar que, en la masonería, los símbolos tienen más de un significado.Claudio Larrea

-Gran Maestre, en la página web de la Gran Logia uno puede enviar una solicitud. ¿Cómo funciona el proceso y qué instancias se deben cumplir para ingresar?

-Uno primero asiste a tres entrevistas. Ese proceso se llama “aplomo”. Tenés un primer encuentro, una charla de café con un primer entrevistador. En total son tres, donde estas tres personas no saben que los otros dos te van a entrevistar. El objetivo de esto es que cada uno haga un informe independiente. Cada uno emite su reporte y ahí es donde se procede a votar: se hace un escrutinio en base a la opinión de los entrevistadores y se te recomienda a tal logia. Pasado el tiempo, se comunica tu fecha de iniciación.

-¿Cuántas solicitudes reciben al mes a nivel nacional?

-Entre 1000 y 1500 aplicaciones. Luego, admitimos unas 150, 200 al mes. Muchos quizás escriben por interés nomás. Otros nos contactan para ver si les prestamos atención, y sí, les prestamos atención.

-¿Hay que ser religioso para poder ser masón? ¿Hay que creer en un “Ser superior”?

-Creer en un ser superior es relativo, es de otra época. Nosotros hace muchos años que definimos que el requisito es creer en un “gran arquitecto del universo”; es decir, algo que se considera superior a uno. Puede ser una religión de las que conocemos. O también otra cosa que consideres superior, como “la razón humana”, por ejemplo.

El compás y la escuadra son una suerte de isotipo de la masonería porque es el símbolo más difundido. Muchos lo ven y saben qué representa, aunque desconocen su significado. La escuadra representa la rectitud, tanto en la manera de ser como en los asuntos internos, íntimos de cada uno. El compás representa la distancia correcta entre las cosas: las personas, las ideas. El símbolo es una metáfora ética.
El compás y la escuadra son una suerte de isotipo de la masonería porque es el símbolo más difundido. Muchos lo ven y saben qué representa, aunque desconocen su significado. La escuadra representa la rectitud, tanto en la manera de ser como en los asuntos internos, íntimos de cada uno. El compás representa la distancia correcta entre las cosas: las personas, las ideas. El símbolo es una metáfora ética.Claudio Larrea

-¿Creció el número de masones en la argentina?

-Hemos quintuplicado la membresía. En 2008 había 2200 masones activos en el país. Hoy tenemos más de 10 mil. Además, había 14 provincias sin masonería, pero hoy tenemos presencia en todas las capitales de provincia y en muchísimas otras ciudades.

-¿Eso va en concordancia con lo que pasa en el mundo? ¿Las membresías crecen en todos lados?

-Depende… Hay lugares donde se retrotrajo mucho. Por ejemplo, en gran parte de Europa.. La masonería de España, durante el franquismo, fue diezmada. Por eso ahora es relativamente nueva. No obstante, en otros países se mantiene con mucho crecimiento; como en Brasil , donde es una locura: allá hay cientos de miles de miembros. Uruguay también tiene muchos. En Paraguay, el número creció. Pero este aumento no es una tendencia en todos lados: en Perú se redujo mucho la cantidad.

Para el Gran Maestre Lázaro “la historia argentina se explicaría mejor con el componente de la masonería”. De eso está seguro. Y lo argumenta con un detalle sobre la batalla de Pavón.

Rebobinemos: el 17 de septiembre de 1861, las fuerzas de la Capital, lideradas por Bartolomé Mitre, se enfrentaban con las fuerzas de la Confederación Argentina, que eran comandadas por el General Justo José de Urquiza. En un momento determinado Urquiza retiró sus tropas. A varios historiadores les costó entender por qué lo hizo: Urquiza tenía superioridad numérica y estaba por derrotar a Mitre. Esto fue llamado el “Misterio de Pavón”.

Lázaro dice que “en realidad, no hubo ningún misterio”, puesto que ambos (Urquiza y Mitre) eran masones, y fueron obligados por el Gran Maestre de ese momento, José Roque Pérez, a cesar la batalla y emplear los métodos masónicos de debate, que prohíben la violencia: “Eso explica por qué Urquiza dio media vuelta y se fue”.

-Sandro Magister, experto en noticias religiosas para la revista italiana L’Espresso, aseguró que la masonería es la “bestia negra” del Papa Francisco. ¿Cómo es el vínculo de ustedes con la Iglesia?

-No tenemos mala relación con Francisco, ni la hemos tenido mientras él estaba acá. La masonería a lo largo de su historia no fue antirreligiosa, como muchos dicen, sino que en algunos puntos de su historia fue anticlerical, es decir que estuvo enfrentada al cuerpo político de la iglesia católica. Y somos una institución que defiende el laicismo. Por eso, cuando una religión intenta avanzar desde la fe en una cuestión publica, expresamos nuestra voz.

La pintura, cuya autoría es desconocida, es un "popurrí", según un miembro de la Gran Logia. A la izquierda están la "luz", el conocimiento y la justicia. Sobre la derecha, el caos, representado por un mar embravecido y barcos hundiéndose. El cuadro se ubica arriba de la puerta de entrada, es decir, el punto más alejado del escenario principal. Por eso la luna arriba. "Representa la oscuridad y la lejanía con la luz y la sabiduría". A medida que uno camina hacia el escenario principal, que es donde se sienta el Gran Maestre, el color del cielorraso va adquiriendo más luz, al punto de tener un sol radiante.
La pintura, cuya autoría es desconocida, es un «popurrí», según un miembro de la Gran Logia. A la izquierda están la «luz», el conocimiento y la justicia. Sobre la derecha, el caos, representado por un mar embravecido y barcos hundiéndose. El cuadro se ubica arriba de la puerta de entrada, es decir, el punto más alejado del escenario principal. Por eso la luna arriba. «Representa la oscuridad y la lejanía con la luz y la sabiduría». A medida que uno camina hacia el escenario principal, que es donde se sienta el Gran Maestre, el color del cielorraso va adquiriendo más luz, al punto de tener un sol radiante.Claudio Larrea

-¿Algún ejemplo contemporáneo?

-En el decreto de laicización de los cementerios, en la ley del divorcio, en la ley del aborto [si bien, durante sus charlas privadas, no todos los miembros de la Gran Logia se mostraron a favor de la ley sancionada en enero de 2021, una amplia mayoría quería que se aprobara].

-¿Están enfrentados con la Iglesia?

-No diría que estamos enfrentados con la Iglesia; de hecho hubo Papas masones, como Juan XXIII. Pero tampoco se puede ocultar que hay un problema, porque estamos excomulgados de la Iglesia católica. Te diría que el problema es de la Iglesia con la masonería, y no viceversa.

El Gran Maestre Lázaro se sienta en su silla con el mandil puesto. El mandil es un elemento clave para el trabajo. Y los masones vienen "del trabajo": de hecho, la palabra "masón" viene del francés "maçon" (obrero).
El Gran Maestre Lázaro se sienta en su silla con el mandil puesto. El mandil es un elemento clave para el trabajo. Y los masones vienen «del trabajo»: de hecho, la palabra «masón» viene del francés «maçon» (obrero).Ignacio Sanchez

-¿Hay masones en la política argentina hoy en día?

-Sí, claro, en la política de hoy y en la del pasado. Pero esto no significa que la masonería llame a un presidente y le diga “Che, poneme un Ministro”. No, eso no pasa. Pero sí hay hermanos que por méritos propios o por los partidos políticos en los que están, ocupan espacios.

-¿Hay masones en el actual Gabinete de Nación?

-Actualmente no, pero el ministro Mario Meoni lo era. [Fue Ministro de Transporte del gobierno de Alberto Fernández. Nació el 22 de enero de 1965 y falleció el 23 de abril de 2021 en un accidente automovilístico].

Este féretro se usa para las "tenidas fúnebres". Corresponde a una ceremonia que se hace todos los años y es abierta al público. Se realiza en homenaje a todos los masones fallecidos en ese año y se invita a sus familiares y amigos.
Este féretro se usa para las «tenidas fúnebres». Corresponde a una ceremonia que se hace todos los años y es abierta al público. Se realiza en homenaje a todos los masones fallecidos en ese año y se invita a sus familiares y amigos.Claudio Larrea

El “día a día” de los masones se hace de noche, cuando se desarrollan sus tenidas. “Mucha gente se pregunta por qué está cerrado cuando pasan de día. Es porque trabajamos”, dice Lázaro. Las reuniones suelen durar tres horas y suelen incluir una cena. Allí, quien quiera expresar sus ideas debe llegar con un trabajo previamente escrito y con una idea clara. Una vez dentro del auditorio las reglas son simples: hay que pararse y hablar.

El auditorio principal, donde se organizan tenidas importantes o eventos puntuales. Las tenidas de todas las semanas suelen realizarse en auditorios iguale a este, aunque algo más pequeños.
El auditorio principal, donde se organizan tenidas importantes o eventos puntuales. Las tenidas de todas las semanas suelen realizarse en auditorios iguale a este, aunque algo más pequeños.Claudio Larrea

Hay solo un ítem a recordar: solo se puede participar si se va a hablar a favor del escrito que presenta la primera persona en hablar. En caso de estar en desacuerdo, se deberá elaborar un trabajo completo y presentar la otra visión en otra tenida. “Uno de los objetivos de estos debates es que, quienes formen parte de ellos, puedan llegar a ‘la luz’, es decir, al máximo nivel de conocimiento”, dice Lázaro.

¿Hay negocios entre los masones? “Por supuesto”, responde. “Pero son cosas que se dan a lo largo del tiempo… No es que porque seas masón el fin es hacer negocios. Podés aprovecharlo en el buen sentido”.

-¿Se puede hablar de todo o hay temas prohibidos?

-Todo está permitido. Siempre el límite es la ley, por supuesto. Tratamos de que no haya política partidaria. Vuelvo a la alegoría del fútbol: podemos hablar del largo de la cancha, de si doble amarilla es roja, de si dos tiempos de 45′ está bien.. Lo que no podemos hacer es tomar un juicio de valor sobre Racing, River o Boca. Se puede hablar de política, siempre y cuando no haya pasiones que no sumen.

Sobre esto último, Lázaro agrega que muchas personas activas de la política aprovechan las tenidas para discutir sobre posibles proyectos de ley. Cierra, antes de correr urgentemente a una reunión: “La masonería es un gran simulacro”.

Más imágenes de la Gran Logia de Libres Masones y Aceptados

Galería de imágenes de los hombres que ocuparon la silla de Gran Maestre a lo largo de la historia de la masonería argentina.
Galería de imágenes de los hombres que ocuparon la silla de Gran Maestre a lo largo de la historia de la masonería argentina.
Varios recuerdos y piezas de la época del General Don José de San Martín en el Museo Masónico Hermano José de San Martín. El relieve que se ve en el fondo es una alegoría al trabajo de los constructores, que son el origen mítico de la masonería. De hecho, "masón" viene de la palabra francesa "maçon", que significa obrero.
Varios recuerdos y piezas de la época del General Don José de San Martín en el Museo Masónico Hermano José de San Martín. El relieve que se ve en el fondo es una alegoría al trabajo de los constructores, que son el origen mítico de la masonería. De hecho, «masón» viene de la palabra francesa «maçon», que significa obrero.Claudio Larrea
En la "Noche de los Museos", la Gran Logia abrió su "Museo Masónico Hermano José de San Martín" [los masones, entre ellos, se llaman "hermanos"]. Además del liberador de la Argentina y Perú, muchos otros próceres argentinos fueron masones: Hipólito Irigoyen, Roque Sáenz Peña, Carlos Pellegrini. La lista es larga.
En la «Noche de los Museos», la Gran Logia abrió su «Museo Masónico Hermano José de San Martín» [los masones, entre ellos, se llaman «hermanos»]. Además del liberador de la Argentina y Perú, muchos otros próceres argentinos fueron masones: Hipólito Irigoyen, Roque Sáenz Peña, Carlos Pellegrini. La lista es larga.Claudio Larrea
Imagen del escudo representativo de esta logia particular. Originalmente la masoneria se componía de gremios de artesanos constructores. Con el tiempo se transformó en "especulativa", lo que significa la aceptación de personas de diferentes oficios que se reunen al amparo de la libertad de pensamiento. Por eso se habla de "libres y aceptados masones". Son "aceptados" aunque no pertenezcan al gremio original. Los gremios se transformaron en Logias.
Imagen del escudo representativo de esta logia particular. Originalmente la masoneria se componía de gremios de artesanos constructores. Con el tiempo se transformó en «especulativa», lo que significa la aceptación de personas de diferentes oficios que se reunen al amparo de la libertad de pensamiento. Por eso se habla de «libres y aceptados masones». Son «aceptados» aunque no pertenezcan al gremio original. Los gremios se transformaron en Logias.Claudio Larrea
El casillero de comunicaciones para las logias que se reúnen (lo que los masones llaman "trabajar") en el edificio. La administración les dejaba mensajes ahí. Ahora se usa el e-mail. En los casilleros no se guarda nada.
El casillero de comunicaciones para las logias que se reúnen (lo que los masones llaman «trabajar») en el edificio. La administración les dejaba mensajes ahí. Ahora se usa el e-mail. En los casilleros no se guarda nada.Claudio Larrea



Fuente